Toda frase tiene un propósito

Esto da cuenta de que los programas tienen sus limitaciones, a la vez que manifiesta que los conocimientos necesarios para ejercer esta profesión no se restringen únicamente a los aspectos normativos. Como asesora lingüística velo para evitar las incorrecciones tipográficas, ortográficas, gramaticales, para solventar las inadecuaciones léxicas y también para garantizar la eficacia y la intención comunicativa del texto.